Lugares

El faro Eilean Mor

El faro Eilean Mor

Eilean Mor es un faro que se construyó en 1899 en la isla más grande de Flannan a 30 km de la costa más cercana (isla de Lewis) en las Hébridas. Estas islas forman un archipiélago de 7 fragmentos que se localizan en las costas Escocesas.

Existen libros que hablan sobre este misterioso faro, pinchad aquí si os gustaría adquirirlo.

Todo comienza en 1900, durante la época navideña. Una nave de abastecimiento llegó a la isla (como en otras ocasiones) y se encontró con algo extraño. En ese faro, vivían únicamente tres fareros, que siempre esperaban la llegada de la tripulación de esta nave. Así pues, en esta ocasión, no estaban esperando. 

Los tripulantes soplaron el cuerno para avisar con su sonido y lanzar una bengala. Pero no había ningún tipo de actividad en la isla, tampoco en el faro. Debido a ello, un guardián del faro de reemplazo (Joseph Moore) fue enviado a investigar este extraño suceso.

Los fareros habían desaparecido…

Moore subió las escaleras que conducen al faro, muerto de miedo. Al llegar, la puerta estaba cerrada con llave. Ya en el interior, se percató de que las tres chaquetas impermeables no estaban. En la cocina, había restos de comida y una silla tirada en el suelo. Había algo más que, curiosamente, coincidía con los relatos del Triángulo de las Bermudas, que era que los relojes de la cocina habían dejado de funcionar.

Registros inquietantes

Se encontró una entrada escrita el 12 de diciembre por uno de los guardias, Thomas Marshall. En ella, afirmaba que la isla había sido golpeada por fuertes vientos. El faro era suficientemente sólido como para sobrevivir a una tormenta, sin embargo, Marshall describía que James Ducat (otro de los guardias) era generalmente tranquilo pero, en esa situación, estaba alterado. El tercer guardia, Donald McArthur, era marinero experimentado y famoso peleador. En la entrada decía que McArthur había estado llorando.


De izquierda a derecha, Donald McArthur, Thomas Marshall, James Ducat y Robert Muirhead (gestionaba los faros)


La tormenta siguió durante unos días. Ellos rezaron para que acabase. La última nota del registro decía: “La tormenta terminó, mar en calma. Dios está por encima de todo”. Lo misterioso de todo esto es que ninguna tormenta fue informada en la Eilean Mor durante los días señalados por los guardianes. 

Existen teorías que dicen que los fareros fueron abducidos por extraterrestres. Nunca fueron encontrados y el caso del faro Eilean Mor fue otro de los muchos misterios sin resolver.

 

Deja una respuesta