Historias reales

El verdadero Jack el Destripador

El verdadero Jack el Destripador

La mayoría de la gente habrá oído algo acerca de un asesino serial cuyo nombre (que no es su verdadero nombre) es ‘Jack el Destripador‘. Este hombre se hizo conocido debido a los homicidios que cometió, que fueron al menos cinco.

Su modus operandi era el de cortarles la garganta a sus víctimas de izquierda a derecha, mutilarles sus áreas genitales y abdominales, extirparles los órganos y desfigurarles el rostro. Todas aquellas víctimas, se correspondían a mujeres, concretamente las que se dedicaban a la prostitución.

Adquiere libros relacionados con este conocido asesino pinchando en este enlace.

El asesino más mediático de la historia

Nos situamos en un barrio marginal llamado Whitechapel (Londres) en 1888. En esta zona, eran habituales las prostitutas, la violencia y la llegada de numerosos inmigrantes, en su mayoría judíos, que huían de Rusia y de la zona este de Europa. 

Entonces, comenzaron los asesinatos del misterioso asesino Jack el Destripador

Mary Nichols, primera víctima

La amiga de Mary, Emily Holland, la vio viva por última vez a las 2:30 de la madrugada del 31 de agosto de 1888. Una hora después aproximadamente, su cuerpo fue hallado sin vida, degollado y sin los órganos internos. 

Annie Chapman, segunda víctima

Annie fue asesinada el 8 de septiembre de 1888. Su cuerpo fue encontrado frente al patio trasero de una casa en el número 29 de la calle Hanbury.

A Annie se la había visto a las 1:45 de la madrugada en la cocina de una pensión de la calle Dorset. A las 2, se la vio en un pub llamado Britannia, tomando unas copas con un cochero llamado Frederick Steven. El último avistamiento que se pudo reconocer se debió a Elizabeth Long, su vecina. Se había cruzado con ella. 

A las 6 de la mañana se halló el cadáver. Sus intestinos estaban esparcidos en torno al hombro izquierdo. El corte que tenía en el cuello fue tan hondo que casi se le separa la cabeza del tronco

Elizabeth Stride, tercera víctima

El homicidio de Elizabeth sucedió el 30 de septiembre de 1888 y fue presenciado por Israel Schwartz. Al mismo tiempo, hacía acto de presencia un hombre de unos treinta y cinco años y bien vestido, que estaba encendiéndose una pipa. El atacante de Elizabeth se dio cuenta de la presencia de ambos y espetó amenazante: “¡Lipski!”, que se corresponde a un insulto debido a que es el apellido de un judío que fue acusado de matar a su mujer el año pasado en el East End. Tras esto, ambos se fueron sigilosamente.

Minutos más tarde, el cuerpo de Elizabeth fue hallado. Cuando la encontraron, aún brotaba sangre de su garganta segada

Catherine Eddowes, cuarta víctima

Catherine fue vista a las 8:30 de la tarde del 29 de septiembre, en estado de embriaguez. Fue detenida hasta las 1 de la madrugada, tras esa hora, la dejaron en libertad. Catherine cogió una ruta más corta para llegar a su casa. Tres testigos la vieron por última vez a las 1:35 de la madrugada. Tan solo 10 minutos después su cuerpo fue hallado. Su asesino la había mutilado. Lo que más impresionó fue la rapidez con la que se llevó a cabo el asesinato.

Mary Kelly, quinta víctima

La vecina de Mary tenía un gato, el cual la despertó. Ésta oyó un grito, sin embargo, no le dio mucha importancia, pensó que había sido un sueño y se volvió a dormir. Aquí fue cuando comenzó todo.

El dueño de la finca estaba molesto, ya que Mary llevaba varios días que no pagaba la renta y su paciencia no daba a más. Le dijo a su ayudante que fuese al piso de Mary y que le dijese que se fuese de la casa. Así pues, el ayudante subió, llamó varias veces a la puerta y nadie abrió. Decidió mirar por una pequeña rendija para lograr ver algo. Allí fue cuando se dio cuenta lo que había ocurrido.

Su asesinato fue el más espantoso de todos. La habían descuartizado de tal manera, que mitad de su cuerpo estaba por un lado y la otra mitad, por otro. También le mutilaron el rostro por completo. Las piernas estaban cortadas hasta tal punto que se le veía el hueso. Los órganos estaban por fuera, puestos en una mesa de noche. Tampoco tenía sus partes íntimas, se las habían llevado de la escena de crimen. A Mary no pudieron ni extraerle huellas de lo mutilada que estaba.

Se llegó a la conclusión de que llevaba unas 10 horas muerta. Esto quiere decir que el grito que su vecina escuchó, era el de Mary Kelly a punto de ser asesinada. Su asesinato se cometió el 9 de noviembre de 1888.

Nunca se supo cual fue la verdadera identidad de este asesino

La verdadera identidad de Jack el Destripador nunca se supo. Aunque hubo sospechas sobre un hombre llamado Aaron Kośmiński. Este señor fue un judío de Polonia que se hizo famoso debido a que era sospechoso de este caso. 

Deja una respuesta