Cuentos y leyendas

Leyendas urbanas japonesas

Todos conocemos alguna leyenda de terror, quien no ha oído hablar de la leyenda de la chica de la curva o la leyenda de la llorona.  En todas las culturas están presentes este tipo de historias que tratan de atemorizarnos contando como reales hechos que la mayoría de las veces no pasan de ser pura invención. Aunque a veces no es así y detrás de esas historias hay una base muy real.

Uno de los países en los que las leyendas urbanas atraen más a la gente es Japón. Algunas de ellas, gracias al cine, han traspasado fronteras y son muy populares ya en todo el mundo. Pero hay otras que apenas se las conoce fuera del país, así que vamos a compartir una lista con las seis leyendas de terror más terroríficas del país nipón.

Kuchisake-Onna 

El origen de esta leyenda es la historia de un samurai que cortó la boca de su hermosa mujer en un ataque de celos ocasionados por su infidelidad. A raíz de eso, Kuchisake-Onna, la mujer con la boca cortada, se aparece a jóvenes que caminan solitarias por las calles en las noches oscurasEl espíritu del samurai pregunta siempre a sus víctimas si son bellas antes de mutilarlas.

Hitobashira

Su traducción al español es «pilares humanos» y su origen es el Japón de antiguo, cuando se hacian sacrificios a los dioses para que las construcciones fueran fuertes y estables estuvieran siempre protegidas. El sacrificio se hacía enterrando a una persona viva dentro de los pilares de la edificación. Asi se aseguraban de que el edificio duraría mucho tiempo pero el fantasma del pobre desdichado pasaría toda la eternidad atrapado entre sus paredes y aterrorizando a sus habitantes.

El infierno de Tomino 

Se trata de un poema escrito por Yoomta Inuhiko y cuenta la historia de Tomino, una joven que muere yendo directamente al infierno. Cualquier persona que lo lea en voz alta será víctima de una terrible maldición y después de grandes calamidades llegará a una muerte terrorífica.

La niña del agujero 

Algunas casas en Japón tienen agujeros y grietas que se extienden por todas las habitaciones. En estos lugares habita un espíritu maligno que toma la forma de una niña que suele esconderse entre los muebles o tras las puertas, en busca de alguien con quien jugar al escondite. Si la persona acepta jugar con ella, la próxima vez que vea los ojos de este ente, que estará escondido en uno de esos agujeros o grietas, será arrastrado a una dimensión demoníaca de la que nunca podrá escapar.

La aldea Inunaki 

Según la leyenda, Inunaki es una misteriosa aldea que vive totalmente aislada del resto de Japón. Nadie conoce su ubicación exacta y muchas personas dudan de su existencia. Sin embargo, quienes aseguran haberla visitado cuentan que a su entrada existe una advertencia que reza: “Las leyes constitutivas de Japón no tiene valor aquí” y narran que los dispositivos electrónicos dejan de funcionar tras pasar junto al cartel.

  1. Aunque existen tiendas antiguas y teléfonos públicos, no es posible comunicarse con ningún lugar situado fuera de esta inquietante aldea. Además, sus habitantes practican actividades como el incesto o el canibalismo y los asesinatos son moneda frecuente. Por ello, nadie se extraña de que muchos de los desdichados que han podido localizar su ubicación nunca hayan regresado.

El túnel Kiyotaki

Construido en 1927, este túnel embrujado posee 444 metros de largo. Para algunas culturas orientales el número cuatro es portador de la mala suerte. Por ello, según la leyenda, el tamaño de esta galería varía en función de si la medición se realiza de día o de noche. El origen de la maldición se encuentra en los esclavos que murieron durante su construcción y cuyos espíritus permanecen aún atrapados en su interior.

Debido a ello, numerosos testigos aseguran que al atravesarlo durante la noche es posible ver algunos fantasmas. Hay quien afirma que incluso han llegado a aparecerse dentro de los automóviles que atraviesan el túnel para provocar accidentes de fatales consecuencias. Por último, la leyenda indica que si alguien ve uno de estos espíritus al mirarse en un espejo instalado en el interior de esta siniestra galería sufrirá una muerte terrible.

Deja una respuesta