jason woorthes
Cine y Literatura

Jason Voorhees

Jason Voorhees es el cruel y terrorífico asesino y protagonista de siete de las nueve películas de “Viernes 13”, A pesar del tiempo que ha pasado desde la ultima de sus películas, sigue siendo una estrella de cine y un ícono de la cultura pop.

Es un tipo feo y grande que usa una máscara de hockey y que tiene como arma preferida un machete con el que procura hacer de forma bastante eficiente hacer su trabajo, es tremendamente difícil de matar y es responsable de cientos de muertes en pantalla.

Jason Voorhees nació en 1946 de Pamela Sue Voorhees y Elias Voorhees. Fue prematuro y vino al mundo en la medianoche de un viernes 13. Su madre pensó que se ahogó en Crystal Lake a los 11 años. Jason sobrevivió y se convirtió en un ermitaño, viviendo en el bosque y alimentándose de plantas, insectos y animales. Hay quien afirma que se ahogó pero que volvió a la vida para vengar la muerte de su madre. Jason creció y se convirtió en un hombre grande, deforme y sin educación que nunca dijo una palabra.

La madre de Jason culpó a los socorristas de la muerte de su hijo. En 1979, mucho después de la supuesta muerte de Jason, alguien intentó abrir el campamento nuevamente y Jason vio cómo su madre mataba a los socorristas uno por uno.

Jason luego vio como una socorrista decapitaba a su madre. La socorrista tomó una canoa y se adentro en el lago; Jason se acercó por detrás y la arrastró al lago para ahogarla, pero sobrevivió. Más tarde, Jason encontró su casa y la asesinó antes de regresar a su choza en los bosques que rodean Crystal Lake. Cada vez que alguien más intentaba abrir el campamento en Crystal Lake o deambulaba por la tierra, Jason cortaba, aplastaba, empalaba, desmembraba o decapitaba a los intrusos.

Al principio llevaba un saco con agujeros para los ojos sobre la cabeza para ocultar su fealdad. Más tarde cambió a una máscara de hockey blanca. Jason tenía una fuerza sobrehumana y era difícil de destruir, a pesar de los disparos, las puñaladas y los hachazos en la cabeza. Aparentemente murió varias veces, pero fue devuelto a la vida por un rayo, por una chica con poderes telequinéticos y por un cable de alimentación sumergido.

Al final de la Parte VIII, los desechos tóxicos en una alcantarilla de Manhattan devoraron su cuerpo hasta que no quedaron más que huesos. Sin embargo, de alguna manera apareció de una pieza en Crystal Lake al comienzo de la Parte IX.

Luego voló en pedazos, aunque su corazón siguió latiendo. El corazón vivo le permitió poseer humanos vivos. Jason mató a su hermana, Diana, y usó el cadáver para renacer. Luego intentó matar a su sobrina, Jessica, y a su hija, Stephanie, para asegurarse de que no pudiera ser destruido. Pero Jessica Voorhees lo apuñaló con una daga especial y lo envió directo al infierno.

Solo volvio de ese infierno para compartir pantalla con otro de los grandes personajes del terror, Freddy Krueger, del que ya hablamos en otra entrada.